Recomendaciones sobre nuestra instalación eléctrica

CUIDADOS ELÉCTRICOS

Recomendaciones sobre nuestra instalación eléctrica

  • No dejar aparatos eléctricos al alcance de los niños.
  • Los enchufes que no estén en uso mantenerlos tapados con protectores.
  • Evitar en las habitaciones infantiles aparatos eléctricos, cables sueltos, enchufes, etcétera.
  • Especial cuidado con los radiadores y calefactores eléctricos.
  • Los baños y cocinas son zonas con un mayor riesgo eléctrico debido a la humedad.
  • Tener especial cuidado en estas estancias.
  • No usar aparatos eléctricos próximos a la bañera ni a la ducha.
  • Nunca usar aparatos eléctricos con las manos mojadas.
  • No usar aparatos eléctricos sin calzarse.
  • No utilizar objetos metálicos para extraer tostadas en el tostador.
  • En la cocina no usar electrodomésticos cerca del grifo o en zonas con humedad.
  • Apagar los electrodomésticos antes de salir de tu casa.
  • Desconectar los electrodomésticos antes de proceder a su limpieza.
  • Nunca tirar del cable a la hora de desenchufar cualquier dispositivo conectado a la red.
  • No introducir objetos de metal en los aparatos electrodomésticos en uso.

Debemos tener especial cuidado y un correcto mantenimiento de las instalaciones eléctricas. Es la forma más efectiva de prevenir accidentes domésticos y generar ahorro en las facturas de luz.

Las construcciones con más de 18 años de antigüedad tienen riesgo de posibles deficiencias en sus instalaciones eléctricas.

Más del 30 por ciento de los incendios se producen por cortocircuitos eléctricos. Las muertes ocasionadas por electrocución durante la última década han aumentado en un 500 por cien. Estas cifras son preocupantes.

Por lo cual en estos últimos años se ha intensificado el control en las revisiones y reafirman la necesidad de informar a la población sobre los riesgos de una instalación eléctrica deficiente. Se calcula que el consumo de electricidad en un hogar tipo al día de hoy, puede llegar a ser seis veces mayor que hace veinte años. Esto exige que hoy día el cableado eléctrico de los hogares y las instalaciones se encuentren en óptimas condiciones, para evitar fallos y sobrecargas que pueden provocar incendios y lesiones físicas, y a su vez pérdidas de energía.

Los problemas eléctricos en las edificaciones antiguas se pueden atribuir a varios factores:

  • Sistemas eléctricos inadecuados y sobrecargados.
  • Recubrimiento de paredes y techos que contienen cableado.
  • Uso inadecuado de líneas é improvisación de ampliaciones de circuitos.
  • Componentes eléctricos desgastados que no se sustituyen.
  • Reparaciones eléctricas mal hechas.

Ausencia o mal estado de la instalación a toma de tierra, entre otros, que pueden contribuir a tener una instalación eléctrica obsoleta que puede poner en riesgo nuestra seguridad.

  

Instalaciones Eléctricas

¡Vuelve cuando quieras! 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto